jueves, 13 de septiembre de 2012

Resumen * 13 de Septiembre

No nos importó que lloviese en el punto de encuentro y tuviesemos que desplegar los paraguas, allí estábamos. Allí estábamos porque estábamos locos de ganas de volver a vernos, de volver a desayunar entre amigos hablando de lo que más hace que se encienda nuestra piel, el BDSM.

Llegamos como el suave orbayu que caía sobre nosotros, gota a gota, pero con decisión. Alguno ya hizo una parada técnica para un pre-desayuno antes de encontrarse con los demás, y cuando ya hubo un grupín en el punto de encuentro nos atechamos en la cafetería más cercana, donde ya vino el primer desayuno. Porque hoy tocó desayunar por partes, o mejor dicho, desayunar varias veces, porque ya sabemos que a nosotros lo de mover el bigote...
 Los primeros pinchos y los primeros cafés que nos dieron calor, con caras aún somnolientas, dieron paso a la llegada de más gente, y poco a poco, nos fuimos congregando un número mayor.
Cambiamos de aires y... ¡volvimos a desayunar! Caras nuevas, caras viejas que hacía tiempo que no veíamos, nuevos amigos que venían con ánimo de conocer este mundo que tanto nos da, y de contar su experiencia y abrirse.

Por fin llegó la última rezagada, y la conversación iba cogiendo fuerza, hasta embrujarnos a todos.
Risas, nunca pueden faltar, cronometrajes a los que se levantaban a orinar, complicidad, nuevos amigos que consiguieron vencer la timidez y que se fueron sintiendo, poco a poco, en su casa, porque están en su casa, en la de todos los que nos acercamos al BDSM. Y la promesa de más desayunos, de más cafés, de más eventos donde poder volver a compartir la magia de una sonrisa, el calor del café en las manos y el brillo de los sueños en los ojos.

Gracias a todos los que hicísteis esto posible, a los que lo hacéis posible día a día.


3 comentarios:

  1. Me alegro que lo hayan pasado tan bien!

    Mis saludos azules desde mis playas del sur...

    ResponderEliminar
  2. Una mañana estupenda!!

    A pesar del cansancio que llevaba acumulado por el viaje del dia anterior, merecio la pena hacer el esfuerzo para desayunar con todos vosotros.

    Hasta el próximo !

    ResponderEliminar