martes, 17 de abril de 2012

Resumen Charla Iniciacion en el BDSM


Empezó la tarde lluviosa con un grupito de personas que estamos empezando en esto del BDSM y con alguna persona vainilla que por distintos motivos quiere conocer este mundillo maravilloso con una charla más o menos organizada sobre iniciación en el BDSM, para acabar evolucionando en un debate muy pero que muy interesante e intenso en el que tocamos temas realmente diversos que fueron desde las prácticas concretas y fetiches hasta cómo interiorizamos cada uno el BDSM en nuestras vidas. Como siempre pasa en estos debates, no existe una conclusión única para todos, pero sí un enriquecimiento para todos, sobre todo al poder conocer lo que otros piensan y por poder disfrutar al ver cómo cada uno nos descubrimos a nosotros mismos a nuestra manera.

Algunos, con caras de incredulidad, descubrieron que el BDSM es más que gente pegándose de lo lindo y entre caras de asombro y sonrisas cómplices, nuestra invitada vainilla fue haciéndose una idea de a qué se dedican estos locos del sado. No pudimos dejar escapar la oportunidad de que ella también nos ilustrase a nosotros sobre su mundo, el LGTBQ (Lesbianas-Gays-Transexuales-Bisexuales-Queer), dándonos a conocer algunas de las realidades de género que no conocíamos, y la diversidad tan interesante que este colectivo tan cercano y a veces tan desconocido tiene. Así, mientras unos oían hablar por primera vez de Dominación/sumisión, del Sano, Sensato y Consensuado y de fustas y palmetas, otros descubrían a las personas intergénero o queer y lo que no se suele contar de las operaciones de cambio de género.

Oportunidad de oro para inaugurar nuestra humilde biblioteca bedesemera, donde los más jóvenes conocieron aquellas revistas que servían para que la gente del mundillo se conocieran antes de que llegase internet, y de donde alguno se fue con la promesa de zambullirse en lecturas obligadas.




Como en todo lo que rodea a ACA BDSM, lo de llevarse a la boca nunca puede faltar, así que no faltó una degustación de té y/o chocolate (hubo quien con una mano sostenía la taza de té y con la otra la de chocolate), que ayudaron a entrar en calor en una tarde realmente oscura y pasada por agua. Si bien es verdad, que para calor del bueno, el que sentimos compartiendo charla con las personas que vinieron.

Como siempre, agradecidos no, infinitamente agradecidos con los que hicisteis posible este abrazo de vivencias y realidades dispares pero hermanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario