sábado, 18 de junio de 2011

Informalidades y Cabronadas nocturnas.

Nunca se sabe cuanto puede dar de si una velada informal. Lo cierto es que se sabe como empieza pero el final siempre puede ser imprevisible.
Despues de un primer contacto en el centro de Oviedo pusimos rumbo a las alturas y aun con el aire frio que quitaba las ganas de todo, abrimos boca para lo que proseguiria.
Tras planificar el rumbo y hacer las recogidas que hacian falta, nos encontramos en la naturaleza encendiendo una parrilla en la oscuridad de la noche. Las prisas siempre tienen consecuencias y a veces no se lleva todo lo necesario.... pero aun asi y gracias a la valentia de dos machotes pudimos tener las brasas adecuadas para poder cocinar las viandas que 4 de las Damas presentes se encargaron de colocar y servir para poder dar buena cuenta de ello.
Una cena rapida, a la luz de una linterna termino con mal sabor de boca por las cabronadas de algunos que se dedican a fastidiar sin tener en cuenta a los demas.
Tiene que haber gente para todo, y aun con los malos momentos los buenos merecen mucho mas la pena y al final de todo las risas y las buenas charlas hicieron de la velada otro momento especial que recordaremos.

1 comentario:

  1. Veladas, cafes, risas... q mas da si son improvisadas son las mejores, la noche genial salvo un par de detalles que no estaban en nuestra mano...pero genial de todas formas.

    Un besito para todos y mil gracias a los caballeros que nos hicieron la cena y las damas que me ayudaron acortar la comida.
    Solo espero que sintamos de nuevo los dedos tras el calorcito que sufrieron con la comida xD

    ResponderEliminar